• Por Donna Krstulovich|Enero 28 de 2016

El Camino del Refugiado – Cerrando la Brecha Cultural.

Updated: Jul 10


Considera estas diferencias culturales de un musulmán en una Iglesia Cristiana. En la Mezquita, la gente se quita los zapatos en la puerta. Los hombres y las mujeres no se sientan juntos. Las Mujeres, de hecho, están en un área separada aislada de los hombres. Los musulmanes se lavan antes de la oración y oran en dirección hacia la Meca. Se paran uno al lado del otro; hombres con hombres y mujeres con mujeres, en con una serie de movimientos sincronizados que incluyen agacharse, inclinarse y tocar el piso con sus cabezas en sumisión a Alá. Ellos tratan su Libro Sagrado con respeto y nunca ponen el Corán en el suelo. No hay música.

Imagínese el choque cultural que es para un musulmán venir a una Iglesia donde hombres y mujeres están sentados juntos en bancas con sus zapatos puestos, cantando! Y entonces viendo las Biblias en el piso cerca de los pies de la gente completa toda la experiencia discordante! Explique los elementos del Servicio antes y lo que cada uno significa, para que no estén tan sorprendidos.

Considere como se acercó Jesús a la Samaritana en el Pozo:

Jesús fue donde ella estaba

Jesús cruzó las barreras étnicas, culturales y religiosas para hablar con ella.

Jesús le dijo la verdad acerca de Dios

Él no se distrajo por un debate religioso.

Él le ofrece Vida eterna

La vida de ella es transformada y fue y se lo dice a todo su Pueblo

Muchos de los residentes de nuestra área en América son inmigrantes Palestinos. Yo compre una caja de nuevos Testamentos en árabe (Disponibles en sharifbible.com~ sitio en árabe) y le pregunte a Jesús que me mostrara a quien entregárselos. Un día, una mujer con velo completo paso por nuestra casa empujando un cochecito. Yo tome una Biblia y la seguí por la calle a una corta distancia hasta que me encontré con ella. La salude y le dije que tenía un regalo para ella – un Injil (Evangelio) en Árabe. Ella dijo, “yo no puedo leer este Libro – está Prohibido”

“¿Por qué?”

“ha sido cambiado,” ella dijo.

Yo pregunte, “¿cuándo?”

Ella me miro y dijo, “Yo no sé,” y me golpeo en la mano como diciendo “¡me agarraste en esta!” su defensiva se rompió. Su pequeña niña junto al cochecito miro a su mama y le dijo, “¿puede venir ella a casa por un helado?” Ante la insistencia de su hija, la mujer accedió. Cuando fuimos a su casa, todas nos quitamos los zapatos; ella se quitó el velo, me hizo señas para que me sentara en la sala y fue a la cocina a organizar el helado mientras yo jugaba con los niños. Por dos horas comimos helado, jugamos con los niños y hablamos sobre Jesús.

Aprenda acerca del país de su amigo: su familia, cultura, comida, celebraciones religiosas, deportes y costumbres. Comparta las suyas con ellos. Considere invitarlos a compartir una festividad con usted. Pero sobretodo, pídale al Espíritu Santo que le dirija en su amistad

-Usado con Permiso: http://reachingmuslimpeoples.com

#ElCaminodelRefugiado

10 views1 comment

© 2016 - 2020 Call of Grace

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now