• Gracia Sanchez

Permiso: Soy tu Señor

Updated: Apr 21


Cada día es una oportunidad para ver el amor de Dios.

Cada circunstancia es una forma de palpar el cuidado de nuestro Padre.

Cada uno de nosotros decidimos cómo actuar, qué decir y aún, que adorar en todo momento.

Cuando experimentamos cambios nuestra reacción mas común y normal es: oponernos a ellos. Simplemente queremos mantener con todas nuestras fuerzas el curso "natural" de las cosas. Pero, cuando Dios toca la puerta, todo cambia.

Cuando Él llega a un lugar, revoluciona todo lo que esta ahí.

Cuando toca nuestra mente, cambia nuestra forma de pensar.

Cuando toca nuestro corazón, nos da una nueva forma de amar y derrama gracia para perdonar aún las ofensas mas duras de la vida.

Cuando toca nuestro cuerpo, El derrama sanidad de tal forma que no queda duda de que fue su mano y su amor quien nos restauró

El dice: Permiso, soy tu Señor.

Desordena nuestra vida, cambia el orden de las cosas, nos impide muchas veces hablar para que finalmente podamos depender solo y absolutamente de Él.

Y nuestra reacción natural deberia ser -despues de sentir la incomodidad, tal vez rabia, desesperacion, angustia , miedo y ansiedad- decir: "Si Señor entra y has lo que quieras. Eres mi Señor y me someto a ti voluntariamente."

Dejar obrar a Dios, retirar nuestras fuerzas y nuestra autosuficiencia, es una manera de decir con todo nuestro ser que Él es nuestro Dueño y que Reina en nosotros.

Este versículo habló hoy a mi corazon:

"El Señor no se deleita en los bríos del caballo, ni se complace en la fuerza del hombre, sino que se complace en los que le temen, en los que confían en su gran amor."

Salmos 147:10-11

No es en nuestra fuerza, aún cuando las circunstancias son adversas y difíciles.

No es con nuestra sabidurÍa o habilidad, Él quiere tomar el control para que podamos descansar en su amor y cuidado.

Le pertenecemos solo a Él, vale la pena dejarlo trabajar en nuestras vidas.

Lo que mas alegría le produce es cuando le demostramos que le tememos (que tomamos muy en cuenta sus palabras) y que confiamos en su gran amor.

Asi que mis palabras en estos tiempos son:

Sigue Señor, te necesito en mi corazón...




© 2016 - 2020 Call of Grace

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now